Problemas con “El Difícil” ~ A la hora de la Estadidad

La segunda noticia publicada en esta semana referente al idioma inglés surgió a partir de los comentarios de dos legisladores estadounidenses del Partido Republicano, quienes apuntaron que para considerar la posibilidad de convertir a Puerto Rico en estado, el país debe establecer  el inglés como idioma oficial primero. En reacción a esas declaraciones, el Comisionado Residente en Washington Pedro Pierluisi, miembro del Partido Demócrata, aseguró que ese no era el sentir de la mayoría de los estadounidenses, sino que esos eran pensamientos anticuados que cada día profesaban menos personas.

Ciertamente, ese tipo de discurso es característico de la derecha estadounidense, que por ahora es minoría en su arena política. Lo que Pierluisi no dice es que, aunque se disimule con diplomacia, ese pensamiento es compartido por el centro y hasta la izquierda, porque ser liberal no significa que se vale todo. La tolerancia tiene sus límites, y lo estadounidense tiran la raya cuando se trata del inglés porque el elemento del idioma es demasiado básico, importante y esencial como para ignorarse. No se trata de comer lechón vs comer pavo o de plena vs música “country”. Se trata del pilar de una nación.

Los puertorriqueños estadistas no pueden seguir fingiendo que Puerto Rico ELA y Puerto Rico estado es lo mismo, que con el cambio no perderíamos nada. Sí, ajá. Seamos realistas, aquellos dos legisladores no son los únicos que piensan que, como mínimo, el inglés debe ser la lengua nacional sí que al país le interesa convertirse en estado. De abórdalos al respecto, posiblemente millones de otros estadounidenses contestarían lo mismo. No es para molestarse, no es ofensivo, sino lógico. Adicionalmente, todo este asunto nos remite al problema de la enseñanza del inglés en nuestro país y sabemos que no sería fácil cumplir con la condición que proponen aquellos republicanos.

Ahora bien, si el Comisionado admitiera estos hechos, también estaría aceptando que la estadidad es algo mucho más lejano, mucho más improbable que lo que su partido ha alegado hasta ahora. Es esa incapacidad para hablar de lo real lo que nos ha llevado a nuestra presente situación política, donde más de cuarenta años del Partido Nuevo Progresista no han preparado a Puerto Rico para la realidad de la estadidad.  Al negar la verdad detrás de los comentarios de los líderes republicanos Pierluisi siegue ese patrón que gana elecciones, pero no promueve causas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s