Soberanía & Libertad ~ La verdad de Willie Miranda Marín

Desde sus comienzos y hasta el día de hoy, el lema del Partido Popular Democrático siempre ha sido “Pan. Tierra. Libertad”, tres palabras que transmitían un resumen  del proyecto político-social ideado por Luis Muñoz Marín. Como pocos otros, el primer gobernador electo por los puertorriqueños  supo cumplir con muchas de las promesas que conformaban la plataforma de su partido. A  partir de su elección hubo más pan, pues las cifras de anémicos disminuyeron  drásticamente. También hubo más tierra, ya que miles de personas obtuvieron hogares de bajo costo a través del gobierno. Sin embargo, no hubo libertad.

Por alguna razón, Muñoz Marín no dio libertad y ninguno de sus herederos fue capaz de hacerlo. Especialmente en los últimos años, esa palabra no ha tenido mucho que ver con la actividad política del Partido Popular. De hecho, nadie había hablado de cosa parecida hasta el pasado 15 de febrero, cuando el alcalde de Caguas, Willie Miranda Marín, reveló lo que muchos ya sospechaban que llevaba por dentro y habló de la soberanía como meta para Puerto Rico. Entonces se revolcó el gallinero.

No vale la pena recontar todo lo que los líderes populares dijeron al respecto, basta con decir que la mayoría no perdió tiempo en posicionarse muy lejos de Willie, lejos de cualquier cosa que oliera a independencia. Esto no se debe necesariamente a una disonancia ideológica, otra razón es el miedo. Para muchos políticos, la mayoría, la política no se trata de de bienestar social o ideales, sino de poder. Y eso sólo se obtiene ganando elecciones, cosa que el Partido Popular ha logrado hasta ahora al ignorar el inconveniente designio de la libertad que Willie ha traído al plato.

Líderes populares desde Melo Muñoz hasta Héctor Ferrer insisten en la negación. No aceptan el estancamiento del ELA y no reconocen el bagaje independentista que carga el Partido Popular, algo obvio si se considera que su máximo líder comenzó su trayectoria política con esa inclinación. No hay que ser historiador para saber que el ELA, esa contradicción tripartita, fue el punto medio resultado de una negociación, una conformidad que se suponía fuera temporal. Al menos eso es lo que indica la palabra “libertad” bajo la pava roja. Por el contrario, nada señala que el estado del país debía ser estático tal cual ha sido.

Eso sólo se debe a que nadie quiso emprender la última etapa del proyecto muñocista, esa etapa que muy bien podría acabar en la republica asociada o la independencia. Y sin embargo, todo está ahí, en la entrelínea. Digan lo que digan, no se puede negar que Willie dijo cosas que debían decirse, y como la verdad suele ser inconveniente, así es que Willie ahora resulta, un inconveniente para aquellos que solo persiguen asegurar sus puestos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s