Héroes ~ contrastando la definición del término de José Figueroa Sancha

Cuando pensamos en héroes, tal vez lo primero que nos viene a la mente es Superman y su capa roja, Hulk en toda su magnitud verde o Batman con su batimóvil, baticueva, batitodo. Bajo circunstancias normales, no son muchos los que piensan primero en los policías. El que nos den boletos por manejar de prisa o estacionarnos en línea amarilla son factores detrimentales a su popularidad entre la ciudadanía en general. La brutalidad policiaca exhibida en casos como aquel jueves de jangueo en la Avenida Universidad hace unos meses y más recientemente  en relación con la huelga del sistema UPR es la gota que colma la copa, pues de por sí estamos listos para odiar a los que muchos conocen como “los puercos”. A pesar de esto, el Superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, insiste en decir que los policías, incluyendo los que atacaron a los estudiantes frente al Hotel Sheraton y/o frente a los portones de la UPI, “son héroes, todos los días que salen a la calle y ponen en riesgo su vida”.

En primer lugar, queda claro que, realísticamente hablando, no todos los policías son o pueden ser héroes, puesto que eso conlleva hazañas muy particulares. Al mismo tiempo, hay que aclarar que el policía que se para al final de la ruta 66 a parar carros no está corriendo peligro mortal. Una vez abordados los policías en general, debemos estudiar el comentario en relación a los policías que han manejado las situaciones con los estudiantes huelguistas en los últimos días. No podemos culpar a los uniformados por estar donde se les ordena y cumplir órdenes, pero tampoco se les puede perdonar que a la más mínima provocación respondan con un macanazo y después se jacten de ello en Facebook. No usan identificación para asestar el cantazo, pero después se tiran al medio en la red social más visitada. Hombre, están peor que los médicos que fueron a Haití.

Esto no quiere decir que vayamos a olvidar los fallos de muchos manifestantes, que vayamos a negar que las latas de comida de perro y los insultos son actos de provocación; tampoco que no tienen derecho de entrar en propiedad privada. Sin embargo, creo que es justo esperar que los policías sean capaces de mantener la calma siempre y cuanto no se les agreda primero. Actuar de esta forma les convendría más que seguir como van. Aun así, hay que advertir en contra de la generalización. Igual que no todos los alemanes odian a los judíos, ni todos los residentes de caseríos son tiradores, tampoco todos los guardias son abusadores. De la misma forma, el policía que te dio ese boleto por guiar en estado de embriaguez, que te metió en un lío porque tuviste que ir al cuartel y te suspendieron la licencia, te puede haber evitado un choque fatal. Es decir, no todo lo que tiene que ver con la uniformada es automáticamente negativo.  De la misma forma, esto de no generalizar aplica a ambas partes. Por eso, ni Figueroa Sancha ni nadie pueden pretender que la Policía es un punto de encuentro para los santos, no hay quien se trague ese cuento.

Advertisements

2 thoughts on “Héroes ~ contrastando la definición del término de José Figueroa Sancha

  1. Me gusto mucho este escrito es uno de tus mejores escritos ya que goza de mucha objetividad. Contiene un tono jocoso y habla de la pura verdad te felicito sigue para lante

  2. El generalizar del saque conduce a errar. El pais completo necesita aprender sobre la inteligencia emocional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s