La hipcresía de llamarla “la pecosa”

El pasado domingo 7 de noviembre se discutió el ahora aprobado proyecto para aumentar de siete a nueve el número de los jueces en el Tribunal Supremo. A raíz de ese tema, los representantes David Bonilla Cortés, del partido PNP, y Jaime Perelló Borrás, del PPD, se enfrascaron en una disputa en la cual el segundo se refirió a la bandera de Estados Unidos como “la pecosa” y “esa banderita”.

La reacción de muchos puertorriqueños ha sido ridiculizar a Bonilla Cortés, tachándolo de lambe ojo. El Nuevo Día hizo lo propio al titular su nota al respecto “Representante Bonilla insiste en defender la pecosa”.  La gente asume que debido a su ideología estadista, Bonilla Cortés se doblega ante los Estados Unidos; de hecho, en ese contexto fue que se desarrolló el altercado entre él y el legislador popular. Es por esto que clasifican la defensa de la bandera estadounidense como un síntoma de esa pleitesía.

Sin embargo, eso no quita que Perelló Borrás esté equivocado y que deba ser reprendido. En primer lugar, ¿Qué tiene que ver el asunto a la mano (el aumento del número de jueces en el Supremo) con la bandera de Estados Unidos? Veamos: ¿Acaso el presidente dictaminó este aumento? No. ¿Será que los estadounidenses lo han exigido? Tampoco. Entonces, ¿Qué tiene que ver? Nada, pero aparentemente Perelló Borrás sentía la necesidad apremiante de insultar dicha bandera y juzgó ese momento como el indicado, a pesar de que había temas mucho más importantes por discutir.

Ahora bien, hay otra razón por la cual ese exabrupto estuvo fuera de lugar. Recordemos la regla de oro: no hagas a los demás lo que no quisieras que ellos te hicieran. Si una cosa queda clara, es que los puertorriqueños exigimos que se respete nuestra bandera. Aunque nosotros la profanamos poniéndola hasta en las uñas acrílicas,  cuando un extranjero (como Madonna o el personaje de Seinfeld) la maltrata, ponemos el grito en el cielo. Por lo mismo, deberíamos respetar los símbolos patrios ajenos.

De otra parte, no podemos dejar de mencionar lo hipócrita que resulta el comentario viniendo de un legislador popular que apoya la unión permanente con Estados Unidos. ¿Quién es él acusar a otros de rendirle pleitesía a los Estados Unidos? Eso sí que es un burro hablando de orejas. Seamos sinceros y admitamos que absolutamente todos los puertorriqueños (excepto por los independentistas de clavo pasa’o que nunca han aceptado ni una cajita de leche de la PRERA) reverenciamos a Estados Unidos de una forma u otra. Por algo queremos permanecer unidos a ellos, ya sea como estado o como colonia.

Por lo tanto, independientemente de si Bonilla Cortés es un lambe ojo o no, lo cierto es que Perelló Borrás es algo mucho peor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s