El Superintendente & El Rapero

En el día de hoy los periódicos del país publicaron las declaraciones del Superintendente de la Policía, José E. Figueroa Sancha, respecto a Cosculluela, cantante de reguetón especializado en la tiraera. El Superintendente acusó al rapero de estar envuelto en el narcotráfico, al nivel de participar de operaciones de lavado de dinero. Esto, a raíz de una foto tomada durante una actividad musical en el residencial Sabana Abajo de Carolina, en la cual aparece el cantante en tarima, acompañado de presuntos criminales quienes desplegaban armas de fuego.

En reacción a los comentarios de Figueroa Sancha, los puertorriqueños han utilizado diferentes foros y redes sociales para señalar la hipocresía del Superintendente. En efecto, se trata del burro hablando de orejas. Figueroa Sancha recalca el mal ejemplo que el cantante le da a la juventud, olvidando (o ignorando) el rol de la policía en distintos incidentes violentos ocurridos recientemente. ¿En dónde queda el ejemplo que estos servidores públicos deben darle al país?

Resulta bastante obvio que el Superintendente tiene las manos bastante llenas como para ocuparse también de la rectitud moral de Cosculluela. Más allá de eso, vale la pena recordar que mientras las acciones de Cosculluela no es más ni menos de lo que se espera de un cantante de su tipo, los puertorriqueños tienen derecho a esperar más de la policía de este país.

Habiendo dicho todo lo anterior, aún cuando Figueroa Sancha no sea quién para hacer las acusaciones, las mismas tienen su mérito. Puerto Rico es uno de los países más violentos del mundo. A pesar de toda la propaganda en contra de las balas al aire en Año Nuevo, un menor murió a causa de una de ellas este año. ¿Y qué tiene que ver Cosculluela con eso? Mucho. Se trata de la glorificación del uso de armas, el narcotráfico y la delincuencia. En fin, de “la calle”.

Cualquiera que haya escuchado una canción de reguetón sobre estos temas sabe que por unos minutos se vive la película. Y es que, en el fondo, todos queremos sentirnos poderosos, y ese es el sentir expresado detrás de todas esas canciones. Sucede que hay muchos jóvenes que se quedan en ese estado de euforia y basta ver las estadísticas para conocer los resultados. No es decir que Cosculluela o cualquier otro rapero sean exclusivamente responsables de esta situación, pero de que les cae su agüita, por supuesto que sí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s