Ahora que se van

A media mañana en el Día de San Valentín, se anunció por lo bajo -como es la costumbre en cuanto a la mayoría de las noticias sobre la Upi- que el Gobernador había ordenado la salida de la mayoría de los policías estacionados en el recinto de Río Piedras. Quedarán tan sólo los ciclistas y los de motora.

Al mediodía, por los pasillos de Humanidades estampados de consignas, los estudiantes reaccionaban a la noticia: “algo es algo”, “que los saquen a todos”, etcétera, etcétera. De cualquier manera, independientemente de cuál sea la opinión de cada uno, el hecho es que, teniendo en cuenta lo reducido del número de policías que permanecerán en el recinto, hay que preguntarse ¿Qué pasará con los reclamos de “fuera la policía”? ¿Cómo se reconfiguran?

Habrá quienes opinen que ahora hay que insistir más que nunca, hasta que no quede un sólo uniformado dentro de los portones. Pero ojo, por ahí mismo se nos puede ir todo a juste. Sólo hace falta un encapuchado con buena puntería para traerlos a todo de regreso, y quizás más, y con ellos las macanas, las M16 y esa tensión persistente que no acabamos de desechar.

Por esto hay que tomar esta movida gubernamental como lo que es – una carnada. Está de nuestra parte evitar lo peor, tanto a través de nuestras acciones, como por medio de la persuasión. Cuestión de que los mismos que no vacilaron en hacerle frente a los policías actúen de igual forma ante los encapuchados.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s