Ay, Rolando

Hace unas semanas, el ahora ex legislador Rolando Crespo parecía inspirado por el espíritu del mes del amor, pues hizo público (a través de prensa y televisión) su deseo de encontrar a una “princesa azul”. Al día de hoy, se puede adivinar que esa búsqueda será más ardua, pues ya todo el país conoce que dio positivo a la cocaína en una prueba de dopaje.

Como resultado de ese hallazgo, quien fuera portavoz de la Cámara de Representantes, renunció a ese puesto y más tarde al escaño. También se comenta que en los próximos días, Crespo ingresará a una clínica de rehabilitación para drogadictos. Esto resulta un tanto extraño, considerando que el ex representante siempre ha mantenido la postura de que sólo consumió la droga señalada en una ocasión, según él, durante un viaje. ¿De ser así, realmente puede ser clasificado como drogadicto?

A pesar de que Crespo ya renunció a su puesto, el tema seguirá siendo controvertible tanto por esta incógnita como por otra: si el viaje en que alega que consumió la sustancia fue costeado con fondos públicos o no. Es posible que esta acusación nunca sea desmentida por completo, pero no hay de otra. Y es que si el ex legislador hubiera dicho que probó de la cepa local, entonces se le acusaría de contribuir al deterioro de esta sociedad ya atrofiada. Mejor que no lo hizo.

Por otra parte, está el cuestionamiento de si dijo la verdad sobre su uso de narcóticos. La cocaína parece una droga bastante fuerte como para empezar por ahí. Hasta Scarface empezó más abajo, pero bueno, quién sabe. Hay que otorgar el beneficio de la duda, ¿no? De hecho, habría sido interesante si hubiera retenido su cargo mientras participaba de un programa de rehabilitación, pues cuando lo culminara tenía la opción de continuar como representante.

Quien se opusiera pecaría de hipócrita si al mismo tiempo alegaba que la adicción es una enfermedad, o defendía la posibilidad de rehabilitación, pues, ¿de que sirve todo eso sin la posibilidad de redención? Sin embargo, este debate no surgirá en esta ocasión y no queda mas que desearle buena suerte al ex legislador.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s