Toque de queda ~ “Joven, arranque pa’ su casa”

Los orígenes del toque de queda se remontan a la Edad Media. Sin embargo, su incepción más notoria data de varios siglos más tarde, cuando el estado alemán Nazi utilizó dicha práctica como un mecanismo de persecución en contra de la población judía.

La semana pasada, la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobó el proyecto 3275, un toque de queda que operará entre 10 p.m. y 6 a.m. en zonas de “alta incidencia criminal”. Justamente qué zonas merecen esa dudosa distinción será determinado por una junta compuesta por el Súper de la Policía, el secretario de Familia, el administrador de Corrección, el secretario de Justicia y un representante del sector privado.

Por supuesto, hay ciertas excepciones. Por ejemplo, que el joven en cuestión esté en compañía de su padre o tutor; se encuentre en la acera frente a su casa; esté trabajando; asistiendo a actividades comunitarias, la iglesia, o (no podía faltar) una actividad política.

Vale la pena aclarar que el proyecto prohíbe que se encierre al menor en una celda si únicamente ha violado esta ley, y ordena que en los cuarteles se cree otro tipo de área de retenimiento. Mientras tanto, sus padres, cuya capacidad de controlarlos es cuestionable (remóntese a sus años mozos si no me cree), enfrentarán multas entre los $100 y $1,000.

Entre tanto, son muchos los que se expresan en contra de esta medida, denunciando su inconstitucionalidad. El problema es que en ocasiones éste término es utilizado por personas que jamás se han molestado en echarle un vistazo a la Constitución. Puede que eso sea o no cierto en cuanto a las personas que han utilizado el adjetivo en relación a esta medida; pero el hecho es que ninguno de ellos ha aclarado el por qué.

Sin embargo, hay varios escritos sobre el tema que sí lo hacen. Por ejemplo, el artículo Toque de Queda: violación constitucional o mecanismo para combatir la criminalidad de María Teresa Torres Zapata and Xaymara Martínez Santiago, egresadas de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Ponce.

Según las autoras, la medida puede violentar garantías a la libertad de expresión y asociación, derecho a la privacidad e igual protección de las leyes. Gracias al cine y la televisión, muchos tenemos conocimiento de la mayoría de esos derechos. Por tanto, lo que más vale la pena aclarar es el asuntico de igual protección de las leyes.

Según explican Torres Zapata y Martínez Santiago, las medidas implementadas por el Estado con el fin de proteger a sus ciudadanos no deben lesionar derechos fundamentales de un grupo en particular. “Es imperante preguntarnos si, realmente, podemos justificar la restricción de libertad de movimiento de los menores para reducir la alta incidencia criminal de un país. Claramente la respuesta es no, ya que la criminalidad nos afecta a todos, tanto a jóvenes como adultos”, sentencian las autoras.

Por lo tanto, queda claro que al implementar esta medida se compromete la Constitución. Algunos argumentarían que con cuestiones de ese tipo no se juega, para otros la susodicha Constitución no es más que papel. Independientemente de su opinión al respecto, todos le damos peso a los resultados.

En ese sentido, El Nuevo Día ha reportado que existen toques de queda en cientos de ciudades en Estados Unidos y sin embargo, un estudio ordenado por el Departamento de Justicia federal indicó que hay poca evidencia de que hayan tenido resultados significativos en contra de la criminalidad.

Por otra parte, el mismo periódico anunció que 33 de municipios de la Isla ya cuentan con ordenanzas parecidas a la medida 3275; aunque algunos alcaldes no estaban al tanto de ello. El comisionado de la Oficina de Asuntos Municipales (OCAM), Omar Negrón, reaccionó a esta noticia afirmando que el hecho de que tantos municipios cuenten con ese estatuto quiere decir que importarla a toda la Isla no debería tener ninguna consecuencia.

El comisionado se refería a que la implementación no será problemática. Sin embargo, se le puede tomar literalmente porque lo más probable es que, como el afirma, la medida no tenga ninguna consecuencia. Es decir, que se la pasen por buen sitio, igual que han hecho hasta ahora.

De tal forma, se estaría poniendo en juego no sólo los derechos de los jóvenes, sino los de todos los todos los puertorriqueños, pues si permitimos que se violente la Constitución una vez, estamos sujetos a que ocurra de nuevo, y de nuevo, y de nuevo… ¿y para qué? Responda usted.

 

 

Advertisements

One thought on “Toque de queda ~ “Joven, arranque pa’ su casa”

  1. Saludos, el tema del toque de queda es muy interesante. Ese articulo que citas fue escrito por mi esposa la Lcda. Martinez. Estoy muy orgulloso del articulo. En cuanto a el Toque de Queda, pues esta quare o sea el Tribunal Supremo de PR no se ha expresado pues pq no ha llegado caso alguno sobre esto. El gobierno tiene que tratandose de un derecho constitucional fundamental, demostrar tener un interes apremiante (que en este caso tienen) y que la medida no sea muy abarcadora y que no exista otro metodo menos honeroso… yo entiendo que se puede justificar el limitar el horario de los menores a traves de un toque de queda especifico y detallado para prohibir el que menores este merodeando en areas de alta incidencia criminal o en areas donde se sirva alcohol. Att.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s